sábado, 30 de octubre de 2010

QUE NO CESE NUNCA EL RAYO



















Ven, siéntate a mi lado, que quiero leer la vida en tus manos.

(Y Miguel, en silencio, extendió sus manos.)

“Con tres heridas viene:
la de la vida,
la del amor,
la de la muerte.”


Tres heridas, tres líneas dibujadas, cruzan tus manos:

Eslabones del destino forman la línea de la vida...Y en esta hora última, real y desnuda de la muerte, acompáñame, alejémonos de la sombra. No, no cierres los ojos. Que sepan los hombres que no aspiré a cerrar unos ojos, que siempre miraron de frente.


ETERNA SOMBRA

Yo que creí que la luz era mía
precipitado en la sombra me veo.
Ascua solar, sideral alegría
ígnea de espuma, de luz, de deseo.

Sangre ligera, redonda, granada:
raudo anhelar sin perfil ni penumbra.
Fuera, la luz en la luz sepultada.
Siento que sólo la sombra me alumbra.

Sólo la sombra. Sin astro. Sin cielo.
Seres. Volúmenes. Cuerpos tangibles
dentro del aire que no tiene vuelo,
dentro del árbol de los imposibles.

Cárdenos ceños, pasiones de luto.
Dientes sedientos de ser colorados.
Oscuridad de rencor absoluto.
Cuerpos lo mismo que pozos cegados.

Falta el espacio. Se ha hundido la risa.
Ya no es posible lanzarse a la altura.
El corazón quiere ser más de prisa
fuerza que ensancha la estrecha negrura.

Carne sin norte que va en oleada
hacia la noche siniestra, baldía.
¿Quién es el rayo de sol que la invada?
Busco. No encuentro ni rastro del día.

Sólo el fulgor de los puños cerrados,
el resplandor de los dientes que acechan.
Dientes y puños de todos los lados.
Más que las manos, los montes se estrechan.

Turbia es la lucha sin sed de mañana.
¡Qué lejanía de opacos latidos!
Soy una cárcel con una ventana
ante una gran soledad de rugidos.

Soy una abierta ventana que escucha,
por donde va tenebrosa la vida.
Pero hay un rayo de sol en la lucha
que siempre deja la sombra vencida.

(Miguel Hernández)


14 comentarios:

  1. Voy a estar unos días fuera, pero no podía marcharme sin rendir un homenaje a Miguel Hernández en el centenario de su nacimiento.

    Mientras preparaba la entrada, un amigo me dijo: “No olvides que no es tu día, ni el mío... hoy lo que toca es escuchar a Miguel” Y tiene razón...

    Os dejo la voz de Miguel y un deseo: que no cese nunca el rayo que ilumine y venza nuestras sombras.

    Besos y abrazos a tod@s

    ResponderEliminar
  2. El rayo de sol no cesará mientras haya personas como tú que nos lo recuerde.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. No, que no cese nunca ese rayo de luz y de esperanza. Ya está ahí Miguel, y siempre lo estará, para ocuparse de que así sea.

    Feliz ausencia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muchos besos, disfruta de estos días y sigamos escuchando a Miguel...


    PARA LA LIBERTAD

    Para la libertad sangro, lucho, pervivo.
    como un árbol carnal, generoso y cautivo,
    doy a los cirujanos.
    .
    Para la libertad siento más corazones
    que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas,
    y entro en los hospitales, y entro en los algodones
    como en las azucenas.
    .
    Para la libertad me desprendo a balazos
    de los que han revolcado su estatua por el lodo.
    Y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos,
    de mi casa, de todo.
    .
    Porque donde unas cuencas vacías amanezcan,
    ella pondrá dos piedras de futura mirada
    y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan
    en la carne talada.
    .
    Retoñarán aladas de savia sin otoño
    reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.
    Porque soy como el árbol talado, que retoño:
    porque aún tengo la vida.

    ResponderEliminar
  5. Ese rayo nunca puede cesar, si no, qué sería de nosotros.
    Un beso
    Valeriano

    ResponderEliminar
  6. Costó trabajo que este rayo tuyo nos diera la luz, Mª carmen. Pero mereció la pena seguirte día a día hasta verlo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. "Todo pasa y todo queda..." como decía su compañero poeta Antonio Machado. Es lo que ocurre con la poesía de Miguel y de otros que nos precedieron: que la mirada se quedó fija para siempre en un rincón de la memoria, pero que la palabra sigue, con sus significados, traída por aquellos a los que les dice algo. No soy muy de aniversarios, pero quizás estos, en el caso de los que vamos olvidando, sirvan - sobre todo en fechas como las de estos días, tan señaladas para los que ya no están y para los que seguimos - para que permanezcan con nosotros.

    Ya que a ellos la vida les quitó la voz, es bueno que nosotros la alcemos de nuevo. No seguramente por los mismos motivos - la Historia nunca se comporta igual, pese a lo que digan - simplemente porque no alzarla es conformarse. Y todavía hay muchos seres humanos en el mundo que no tienen voz que hable por ellos. Gracias por esta preciosa entrada, Mari Carmen.

    Port

    ResponderEliminar
  8. Qué hermoso homenaje a tan gran poeta. Mataron su cuerpo pero no pudieron con su alma porque la dejó en cada letra de sus poemas.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Mi querida Mari Carmen:

    Tú también me recuerdas al rayo que no cesa, el que a todos ilumina con tu presencia.

    "Mi corazón, amor, una granada de pechiabierto carmesí de cera, que su sangre preciosa te ofreciera con una obstinación enamorada"

    Va por ti y por Miguel.

    Besos y abrazos,
    Cris.

    ResponderEliminar
  10. Mari Carmen, precioso homenaje a un autor y una poesía que para mi todavía presenta muchas aristas inconquistables. Un autor del que no hay duda que sufre, siente y soporta con el corazón sus penas y angustias por el dolor a la muerte y por el amor. De hecho, las frías estadísticas confirman este hecho. En la obra “El rayo que no cesa” la palabra que más veces se repite es corazón, 33 veces, seguida de la palabra muerte con 20 veces.

    Mari Carmen, bienvenida. Aprovecho la confianza para comentar que, este próximo domingo a las diez de la noche darán un programa sobre Miguel Hernández en la 2 de Televisión Española

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Gracias a todos por ser partícipes de este homenaje a Miguel Hernández. Su rayo nuca cesará, mientras haya quién recoja su testigo en esta carrera de fondo que es la vida. Vosotros, con vuestras letras, escribiendo, denunciando, perpetuando la vida y sus momentos...lo hacéis.

    Gracias por acompañarme siempre, sois un cálido rayo de luz y esperanza. Con vuestra presencia constante alejáis mi sombra.

    Besos y abrazos a todos

    ResponderEliminar
  12. Qué recorrido tan lindo leer tu homenaje y todas las aportaciones a tu entrada. Sin duda eres luz Mariatxu y cosigues que cada uno, cada una, saque lo mejor de sí misma para ofrecertelo con la sorpresa de encontrar un tesoro propio.

    Para mí, (es mi humilde opinión, y sentimiento, sin querer ningunear a nadie que cada uno cumple una función importante y aporta valiosos granitos de arena), para mí repito eres junto con Port el talisman de EnR, porque conseguís que quienes estamos cerca sintamos el impulso de la vida y ese rayo que no cesa.

    un abrazo

    Nelken

    ResponderEliminar
  13. Novedades del IV Encuentro de poesìa en la Red en Granada.
    Te esperamos!!
    Un beso de MarianGardi

    http://ivencuentrodepoesiaenred.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita